miércoles, septiembre 27, 2006

Para esta noche tan extraña: Unos surrealistas versos. Música Maestro...

Sueñame
Que en el fondo del río
hay una estrella azul
y no puedo tocarla.

Échate
En la manos del sol
se duerme mejor
que en la luna mojada.

Cuando despiertes
voy a pintar delfines
en tu vientre primavera.

Es prudente que te enteres
del color de mis palabras.
No te sorprendas si mañana
estoy a tu lado.
Aunque no te de la gana.

2 comentarios:

Pao dijo...

¡Qué lindo sería poder irrumpir en la voluntad del objeto de nuestros afectos!, ¿verdad?
"...escribir al menos para eso; para vivir dos veces..."

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

Ahhh. Escribir dos veces para vivir una, y afectar a nuestro objeto de voluntades para que un día nos irrumpa y nos diga ¡Qué lindo¡ Entonces sería la gloria.