martes, octubre 31, 2006

Jacques:
Esto es para ti, no se lo des a nadie. Guárdalo en la gaveta al lado derecho de donde escondía el revólver del abuelo. No los descuides en ningún momento ni permitas que caiga en manos ajenas. No quiero ni pensar en lo que podría pasar si otra persona lo encuentra. ¡Qué sería de nosotros! Guárdalo a las seis de la tarde. No antes ni después, a esa hora se van todos de la casa y tendrás oportunidad de hacerlo bien. Si te demoras más de cinco minutos ya no lo hagas y espera al próximo jueves. Ellos están esperando el momento oportuno y cualquier error que cometas bastará para que se aprovechen de la situación. Aunque esté demás, cerciórate de cerrar las cortinas que están a la entrada, tranca la puerta y apaga la luz. Los pocos rayos de sol que ingresan por el ventanal más alto de la habitación te bastarán para encontrar el escritorio del que te estoy hablando. Procura no caminar rápido, eso los atraería a ti y solo Dios sabe de lo que son capaces. Ve lento y sin zapatos. No vayas a pisar la alfombra persa que se encuentra en el medio de la habitación, yo se que se es tentador pero evítala a toda costa. Muévete por un costado tanteando la pared, si tienes dificultades para desplazarte puedes probar caminar a gatas. Eso sí no arrastres las rodillas, levanta pronunciadamente tus extremidades tratando de no quedarte demasiado tiempo en el mismo lugar. Cuando hayas llegado al escritorio usa la llave de bronce que te regalé con una cadenita en navidad, te servirá para abrir la gaveta principal. Si no quieres perder la cordura no leas las cartas amontonadas que están ahí. Concéntrate solamente en la gaveta al lado derecho de donde el abuelo escondía el revólver. Cuando abras la gaveta, jala con fuerza, mientras más ruido hagas al abrirla será mejor. Así ellos creerán que es la bulla cotidiana de los jueves a las seis de la tarde. Deposita el bulto en medio de las cartas, antes claro, quítale el papel azul con que está envuelto y asegúrate de que no quede ni un solo rastro de color entre las cartas. Cuando lo hayas hecho y si hasta ahora nadie te descubre, vuelve a cerrar todo, esta vez con cautela pues a estas alturas puede que ya sospechen algo. Sal por el mismo lugar y de la misma forma, al abrir la puerta grita que ya llegaste y ciérrala como si fuera la puerta de calle. A partir de entonces espera al menos dos semanas y ven a buscarme, si todo ha salido bien yo te daré otra llave para que abras las cerraduras del nuevo escritorio. Pues lo más seguro es que lo hayan cambiado. Tendrás que esperar hasta el séptimo jueves y llegar de nuevo a la misma gaveta. Finalmente encontrarás tu premio en el mismo cajón en medio de un montón de cartas manchadas de azul.
Hasta entonces

Tu amigo
André

sábado, octubre 28, 2006

Sexo, drogas e indemnización.
El caso de violación-extorsión que se ha vivido en las pantallas bolivianas protagonizado por la ex modelo Alejandra Urioste y el empresario Roberto Gutierrez ha finalizado en un arreglo confidencial entre ambas partes. Durante algunos días se desató un show mediático que no tuvo nada que envidiar a los grandes conflictos legales Hollywoodenses. Confieso que cuando el escándalo se desató y vi por televisión a Urioste llorando desconsoladamente lanzando acusaciones como: “Me narcotizó y me violó”, “Las víctimas no deben callarse” acompañada de los gritos de una muchedumbre de féminas que reclamaban al unísono “¡Cárcel y castración para los violadores!”, pensé por un momento que ya era buena la hora en que se denuncien este tipo de abusos y se demuestre al mundo que el poder del dinero jamás debe subyugar a la dignidad humana. Pensé mal. Urioste y su arreglo confidencial le han mandando un montón de mensajes a la población:
“No existe mujer violada, solo mal pagada”
“No callarse” significa exigir dinero al violador.
“Llegar hasta el final” es solo una metáfora de insistir hasta que se cobre el dinero y “´Cárcel y castración para los violadores” solo es aplicable cuando el violador no tiene con que pagar “el favor”.
¿Por qué si Urioste solo quería dinero, entiéndase “solo dinero” por “un montón”, clamó al cielo y se rasgó las vestiduras cual beata desvirgada por un “depravado sexual”? ¿No era acaso el objetivo llevar a la cárcel al tirano? ¿Qué significa todo esto? ¿Qué los hombres que tengamos la plata suficiente podemos ultrajar a las mujeres cuando nos de la gana?
Sin duda alguna hoy ha sido un día fatídico para aquellas mujeres que alguna vez fueron abusadas y que vieron en Urioste un ejemplo de valentía, la encarnación de la lucha contra el abuso sexual. Lamentable final, pero no impredecible.
Quién todavía tenga un poco de ingenuidad podrá creer que Urioste aceptó el trato porque vio que luchar contra el poder era imposible y prefirió una suma generosa a quedarse sin nada. Aunque valdría la pena preguntar si los que tuvimos que soplarnos los mocos de la modelo y desfilar por su dignidad recibiremos una parte del botín. Finalmente ¿No fue acaso todo esto por unos cuantos chelines?
Foto Montaje: Pablo E. Osorio A.

martes, octubre 24, 2006

Chimirrungarépere mía:
Apréperua simichinchorris ufamérula sinetistoria. ¿Melanpedúpedas? No. ¿Trimitristoria? Tal vez
Aquésora pranaferíforas mertugadas compartiferomeabamos uxaclisorimientes erfasobradas y muchos pies de limón.
Y tú, sumapleciente, jugapeteabas alrédamo mío. Oclasos, noctámelos y mertugadas, todos eran nuestros.
Noctífera sulfañoria, nonsáfero de aquellos días. Exáfame, más no olvaprecies esta lubania cladimiscencia.
Ulmaniseas clarumupadas, abráceros de las olbíneas amaselabias. Laméridos y lansios esbarsan los restos de mi lavmor entropedecido.
¡Me exago! ¡Enorbio! más no comprendo. ¿A dónde auforear sino voltrasias a mí?

Trimitristoria aférrima.
Siempre melánpedupedas.
Otra vez simichinchorris chimirrungarépere. Otra vez.
Olvaprecia todo...
Total, nunca me entendiste.

miércoles, octubre 18, 2006

Adagio Marcial
Ah! Cuanto quisiéramos nosotros los hombres de acero/
llorar un poco en este valle de lágrimas/
Soltar disparos al aire/
y quebrar las tristezas encuarteladas
Vigilantes energúmenos del paisaje/
nos obligan a encerrar nuestros abismos/
no podemos temblar ni aunque haga frío/
ni matar porque bella es la mañana/

Llorar y vaciar las tristezas encuarteladas/
romper las filas y no los huesos/
besar la bandera y hacerle el amor/
porque la queremos tanto/
y no nos atrevemos a tocarla/

Somos de hierro y cemento/
de piedra y mordaza/
Presas del silencio/
Somos libres de no decir lo que nos dé la gana/

Ah! si pudiésemos cortar las ataduras/
y soltar las penas encuarteladas/
saldríamos a gobernar las flores de las plazas/
a meter bala a los faroles y romper cristales de las ventanas/
a enamorar por la fuerza y saciarnos la sed de batalla/

Ah! si lográramos gritar las palabras/
y aplacar el ruido ajeno/
¡Cuánta belleza sería!/
¡Cuánto libertar estas penas encuarteladas!/

Cuadro: "Militar" Antonio Berni. Pintor Argentino

martes, octubre 17, 2006

Carta con frustraciones para una amiga despreocupada
No importa que no escribas hace tiempo. Te escribo igual. No importa que estés ocupadísima con el laburo y los estudios. Te escribo igual. No importa que estés unos gramos enojada conmigo. Te escribo igual. No importa que no me des beso. Te escribo igual.

Un poco para reclamar tus cartas sin llegar.
Un poco para decirte hola.
Un poco para contarte cosas pequeñas.

Sigo con la U, estudiando que lo de Freud, que lo de Jung, que el conductismo que Pavlov, que mañana la práctica y a ver si un proyecto se hace así o menos asá.

El espejo dice goooordo, y la foto de hace unos años me reclama el descuido y luego me digo a ver si adelgazo, y después de bicicletas dietas y llanto de anoréxico apenas tres kilos.

Triste un poco, no tanto dicen, pero ahí esta el esfuerzo. A veces de tanto triste una poesía se escribe sola o al menos eso dice ella, pero yo la escribo tranquilo y la guardo en .doc para ver luego que pasa. Y ahí está la convocatoria Franz Tamayo. ¿Me animo?, bueno a ver, total, solo pierdo unos pesitos para el correo y tal vez la moral y los sueños encerrados en si el desarrollo evolutivo del hombre y su cerebro que guarda la personalidad.
Si, ya sé, otra vez el disconformismo y a refugiarme en un libro, cualquiera, a ver este, dice: "El nombre de la rosa" y bueno, me arrastro hasta la pagina 232 y seguimos pretextando ocupación mientras me oculto tras las hojas. A veces un poco compulsivo, porque verás tu, un libro de Borges, otro de quien sabe, y compro, otro y otro, a ver si en alguno está la solución. Pero todos son más felices que el que agarra las hojas, porque ellos ya lo escribieron, ya están satisfechos, ellos solo esperan, el que tiene que descubrir los secretos ahora soy yo, que leo, y esa palabra ¿qué dice? "panegírico", pucha que difícil, o yo muy ignorante o él muy erudito. En fin, el diccionario está lejos, no entiendo, me retraso, tengo que acabar la página, mejor paso de largo, total, que es una palabra más otra menos, pero es mucho y después me pierdo media docena de entender.

Y ahí está otra vez, el reclamo, que por qué no hice la práctica, que por qué Umberto Eco, en vez de psicología, en vez de carrera, en vez de estudios, para luego una vida, una casa, una mujer, mucho dinero. Yo digo, otro día, pero nunca llega, porque flojera, pero más que flojera porque no quiero, entonces pregunto qué quiero, qué se puede, ¿querer es poder?, si así fuera porque no puedo si es que tanto quiero, y otra vez qué quiero. Y ellos dicen más importante deber que querer y me ponen fechas límites para el egreso, para el cartón, siquiera un cartón me piden, para que nadie me acuse con dedo, y digan ese, ese sin titulo, ese que no licenciado, ese que no nadie, ¿y si la nada fuera una licenciatura? Licenciado Don Nadie sería, ¿lindo, no? qué va ser lindo, ellos fruncen cejas, y gritan carajo, desesperan y ahora estudia, ahora.

Luego los otros han puesto fecha para exámenes que no conozco, y me suda la frente porque miedo, porque tan difícil estudiar no es, difícil ganar, difícil contentar, difícil el mejor, difícil el campeón, para que ellos digan caramba que bueno, y yo sonría y diga gracias ¿ahora puedo? y digan bueno dale pero sin descuidar estudios ¿eh?.
Y ahora feliz, porque ahora yo, ya no más ellos, ya no más números que dicen aprobado con honores o aprobado con raspones, ya no más el esfuerzo para otros se alegren. Ahora sí, una palabra, una oración, un párrafo, un cuento y libre, libre al fin de mi mismo, libre con personajes creados en mis manos y me pienso uno de ellos y lo pienso de mil maneras, para que la marioneta imaginada logre que yo humano no puedo y luego .doc. A ver si después algo pasa, si alguien se interesa y dice bonito, me gusta, y yo sonría porque soy yo, no otro, no nadie, yo.

Pero no importa sabes, esta carta demasiado larga para tu tiempo, muy larga para el tiempo, muy larga para estos tiempos, muy larga para carta, mejor detengo. Si no, tu sabes, luego uno quiere decir te quiero, extraño, y no esta bien el corazón abierto en estos días de smog. Contamina.
Y antes decir chau, y acabar con la magia de haberte hablado sin que estés aquí, de sentirme un poco menos más tranquilo por haberte contado cosas in-innecesarias te envío adjunto estornudos de hipopótamos que me hicieron reír sin querer, y ojalá todo bien y me escribas para que esta no sea una impar y pueda decirse correspondida.

Archívese beso
Cópiese abrazo
Comuníquese despedida

miércoles, octubre 11, 2006

Señora Sociedad:

Le envío adjunto la propuesta que usted me solicitó para la vida.
Espero que cumpla con sus espectativas.

Pablo E. Osorio A.

ESCRIBA EN LA LINEA PUNTEADA SU MAYOR DESEO, SUEÑO, OBJETIVO, META:
Quiero despertar un día y descubrirme viejo frente al espejo, sonreir por saberme libre de rencores, odios y deudas conmigo. Abrazar mis errores y finalmente entenderlos, agradecer a mis exitos y guardarlos para que sus aristas doradas no vayan a cortarme los dedos a esa edad. Quiero un día descubrir a la vejez y que no sea ella la que me sorprenda antes de tiempo. Quiero un día dejar de buscar tanto la verdad y finalmente convivir en paz con las mentiras. Quiero un día comprender que la amargura era solo un estado mental y que no se es feliz solo por no estar triste. Quiero un día mirar hacia atrás y estar agradecido, no por los triunfos, ni por la calidad del camino, sino por haber tenido el privilegio poder caminar.

miércoles, octubre 04, 2006


In memoriam, León Fido

El día Domingo 1 de octubre el León Fido, "máxima atraccion" del zoológico de Oruro falleció debido a una nefritis generalizada y artritis crónica. Muchos teniamos el deseo de que pase sus últimos días en un hábitat más cálido. Fido murió esperando en vano ese día.

Si quieres saber un poco más de este animal puedes ver el artículo aqui:

http://www.la-razon.com/versiones/20061003_005683/nota_245_339744.htm

El año pasado, escribí el siguiente texto pensando en el Fido. Lo dejé archivado pensando que no sería necesario, pues aquellos días el traslado del León era casi una realidad.
Creo que ahora es el momento oportuno para rendirle tributo a un animal que murió en paupérrimas condiciones. A vos Fido, donde sea que estes, van estas palabras que en nada pudieron ayudar.

Al León Fido
Te vi en las jaulas de la vida, rugiendo tristezas por tu negada libertad. Vi en tus ojos la devastación de los años, cansados por el frío interminable de los Andes. Te vi león vencido antes de luchar, vi tus garras nunca estrenadas, ahora lamentables uñas que ya ningún daño podrían hacer. Te vi soñando con lo que te negaron, con praderas inmensas en vez de Altiplano, con tierras verdes en vez de concreto, con espacios gigantes en vez de paredes burdamente pintadas, tratando de imitar el mundo que aquellas manos te quitaron para satisfacer nuestra vanidad. Te vi solitario con un alma desierta, empecinado en no morirte porque no te queda más. Te vi sufriendo la enfermedad de las pampas, dolido de los huesos hasta la memoria, llena de recuerdos fantasmas. Vi tus heridas abiertas, y tus lágrimas silenciosas. Te vi león orgulloso y digno, sin pedir nada a nadie pues tu posición no te permite rogar. O tal vez, como alguien me dijo, no lo haces porque eres solo un animal. Dicen que eres más orureño que nosotros, que desde siempre representas nuestro orgullo, y yo no entiendo como siendo tan orureño, te hemos negado la libertad. Te vi condenado Rey de la Selva a perecer lentamente, entre barrotes de hierro, entre muros de cemento, reinando un mundo silencioso y frío como la muerte. Y pensé por un momento que después de tantos años, después de habernos deleitado con tu existencia prisionera, mereces que tus ojos contemplen por última vez, un atardecer de fuego entre hojas verdes y árboles de verdad.

martes, octubre 03, 2006

Propuesta para un graffitti en Irak

¡Ah Gringo! En lugar de matar a mi pueblo ¿Por qué no te hurgas tu potito?
Donde se habla de la Asamblea Constituyente y de ciertos futuros pronosticados.
Hoy he visto la forzada alegría de los asambleístas con la que se daban un cálido abrazo y estallaban en fervor patrio cantando la cueca Viva mi Patria Bolivia. ¡Cuánto civismo y cabellerosidad!
Imagino ya las noticias de aquí a unos días: "Los masistas primero dan la mano y luego golpeaaan con garrooteee. TENEMOS LAS IMAGENES". Luego abrá muchos empellones, griteríos y durante meses nos seguirán teniendo en ascuas, haciendonos creer que pronto prontito podría estallar una guerra civil si estos señores no se entienden. Imagino también que habrá abandonos de curules y vueltas a los mismos, escupitajos y regurgitaciones, besos y aplausos, Himnos y estribillos improvisados ora en contra de Podemos y sus sometedores oligarcas-fascistas-neoliberales-imperialistas-proyanquis, ora en contra del MAS y sus insurgentes centralistas-indigenístas-cocaleros-collas-patahedionda.
Asi seguirá el show montado de la Asamblea, y asi y todo, con los nervios a flor de piel, una nueva y reluciente Carta Magna será aprobada, con olor a pan caliente y recién salida del horno. Los bolivianos celebraremos, chuparemos y festejaremos por tres días el triunfo de la democracia y a lo mejor declaremos el día "De alguna pavada" en honor a los asambleístas y su gran logro: Haber redactado un papelito que al pueblo le costó sangre, sufrimiento y mucha plata.
Antes obviamente votaremos en el referéndum y nos sentiremos importantes al saber que el Estado nos pregunta nuestra muy inopinada opinión, no importa claro, que la mitad de este país no entienda lo que lee y la otra no sepa en que consistió toda esta lata de Constituciones Originarias, Legítimas, Populares, Reivindicatorias aprobada por dos tercios y no por mayoría absoluta, porque remitiéndonos al artículo que blagasaren tum tum no parentantasen una fornisaria. Asi de claro.
Y entonces, al final de este camino, donde la luz pareciera resplandecer, se encuentra una Bolivia igual de pobre, igual de dividida, igual de corrupta, igual de rica en recursos y miserable en salud y educación. PERO OJO MUNDO, con una nueva y linda Constitución bajo el brazo. Es muy probable que en algunos años más, nos miremos las caras y al ver que todavía estamos igual de jodidos volvamos a echarle la culpa a la Constitución o a algún otro problemita técnico Estatal, y ya nos veremos una vez más metidos en este camión destartalado hacia la Constituyente para reformar esos papeles que no van de acuerdo a nuestra realidad perentoria.
Sin embargo, para eso falta mucho. Por ahora podemos mordernos las uñas y seguir al tanto de esta apasionante novela amorosa de traiciones, desengaños y reconciliaciones.