martes, octubre 24, 2006

Chimirrungarépere mía:
Apréperua simichinchorris ufamérula sinetistoria. ¿Melanpedúpedas? No. ¿Trimitristoria? Tal vez
Aquésora pranaferíforas mertugadas compartiferomeabamos uxaclisorimientes erfasobradas y muchos pies de limón.
Y tú, sumapleciente, jugapeteabas alrédamo mío. Oclasos, noctámelos y mertugadas, todos eran nuestros.
Noctífera sulfañoria, nonsáfero de aquellos días. Exáfame, más no olvaprecies esta lubania cladimiscencia.
Ulmaniseas clarumupadas, abráceros de las olbíneas amaselabias. Laméridos y lansios esbarsan los restos de mi lavmor entropedecido.
¡Me exago! ¡Enorbio! más no comprendo. ¿A dónde auforear sino voltrasias a mí?

Trimitristoria aférrima.
Siempre melánpedupedas.
Otra vez simichinchorris chimirrungarépere. Otra vez.
Olvaprecia todo...
Total, nunca me entendiste.

1 comentario:

pao dijo...

Triste nuestra historia...nadie nos entiende.
Pero no hay uno sin dos.
Está lindo che!, a ver cuando publicas un libro de estos...te harías millonario...