sábado, noviembre 11, 2006

Si estás ahi
por favor grita
quiero saber que no estoy solo
si estás ahi, detrás de todo
lanza un cometa,
enciende una nube,
quema los soles e inunda las lunas
Necesito tanto de tu absurdo
porque el mio se gastó

Si estás ahi,
desnuda,
llévame
sálvame
cógeme
mátame
entiérrame
y a los tres días
no me resucites
déjame ser olvido religioso
déjame podrirme en mis infiernos
y luego vuelve y dile a todos que era verdad
que yo tambien podía volar

Si estás ahi desata mis pasiones
que guardé aprisionadas por rencor
arranca mis pies de mi ambigüedad
sopla mi odio y aplaude mi sencillez
que yo naci para las soledades
y tu las sabrás espantar.

Si estás todavía esperándome
rayando ventanas
zurciendo los días
en el cuarto de lunas menguantes
Entonces yo sabré llegar
a tus zarzas en fuego
y nada habrá sido en vano
ni todos estos cuartos
ni todos estos buses
ni todas estas horas
de preguntas infinitas
sobre cuándo o dónde estarás

5 comentarios:

pao dijo...

¡Me encanta leer tus poesías!..y eso es decir mucho.
¿Para cuándo sale el otro librito?
¿Uno entre los dos?...bueno, la verdad es que no me atrevería, sería sacrilegio poner las mías junto con las tuyas...

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

Estas letras paridas van a ponerse vanidosas si les dices eso, esta letra A por ejemplo ya se hizo mayúscula por tu comentario, esta letra e sin embargo es más sencilla y se queda minúscula y ya hay algunos sustantivos que se están poniendo adjetivadores y quieren tomar las riendas pero no les dejo. En otras palabras, gracias por el comentario que no falta y el libro es un pendiente prometido.

pao dijo...

Pablito, Pablito, dónde estás que no te veo???

Marco dijo...

La ausencia, cosa muy jodida, casi diaria.
Buenas letras.
Felicidades.

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

Esta mi ausencia: presencia innecesaria de unos y meláncolía de otros. Allí voy, pronto la tiera se moverá bajo mis pies y estaré de nuevo en los Andes.