domingo, enero 07, 2007

Burogracia

Buenas tardes
haga fila
diga “sí, espero”
silbe una canción
piense en un recuerdo
estire las piernas
avance tres pasos
luego cuatro
y cinco horas
diga “buen día”
sonría
no grite
pida su sello
firme aquí
firme allá
mesa cinco
haga fila
diga “sí, espero”
piense en sus hijos
en lo que cuesta mantenerlos
hable con alguien
quéjese del tiempo
haga amistades
que duren 2 horas
luego su turno
y siguiente por favor
¿Fotocopia?
¿Carnet?
¿Dinero?
y vuelva mañana
porque le falta un documento
siempre un maldito documento
haga fila
quítese la gorra
párecese derecho
mire nuevas caras
desespere
pero en silencio
diga "carajo" para sus adentros
maldiga al que lo atiende
al que está enfrente
a la cámara que lo está viendo
después cuatro horas
pero ya es tarde
hoy cerramos
a lo mejor mañana
a lo mejor me muero
Haga fila
adáptese al encierro
sueñe con asientos
ríase de ODECO
mire hacía atrás
dulce consuelo
recuerde cuando usted
era el último de ellos
finalmente su turno
siéntase agradecido
reclame su último sello
y su apretón de manos
Felicidades
vuelva a su oficina
y reciba con buena cara
la carta que le anuncia
el despedido de su empleo

5 comentarios:

Sakura dijo...

Como siempre Murphy en lo correcto: Siempre puedes estar peor de lo que ya estás!!!

jajajaja, buen post!!!

Albanella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Albanella dijo...

mucha pero mucha razón... darse de frente con el enmarañado aparato estatal es una tarea de mucha paciencia... y mejor es tener un buen libro para leer o saber contarse a si mismo El Quijote en 3 idiomas.. y aun así seguir esperando..

Estido dijo...

Detesto hacer filas, sobre todo, porque nunca faltan los "inteligentes" que ubican a un conocido y, hechos a los que hablan de algo, se meten a la fila y prolongan la espera de los "brutos" que respetamos el orden. Ya, che, basta de putear. Un abrazo.

Balduquesa dijo...

jajaja, buenísimo che, sobretodo eso de mirar a los que están al final de la fila y agradecer que estamos 30 personas más adelante Yes!!!.

La última fila que me tocó fue hace una semana en el Ministerio de trabajo en SCZ, lloviendo afuera, una humedad de la re flauta, una fila que iba del segundo piso a la planta Baja, grada por grada y yo con zapatos de tacón. Por suerte después me relevó el contador que estuvo en total 4 horas como gil en la fila para que le pongan dos pinches sellos.

En fin. Un abrazo.