miércoles, abril 04, 2007

Poema para Europa
Tiempo pálido
de peregrinación.
Para no poder morirme
me voy.

Puente por aquí
pase y suba
abordo pase
y pide pepsi
con hielo por favor.

¿Papi vuelves?
Vuelve con plata España.
Vengo de lejos.
Y no deportes. No deportes. No.

¿Puedo quedarme?
¿Si por favor?
No puedo volver ahora. No puedo. No.

Pasa pasante
sólo porque quiero / hoy.

Por ahora pides
para mañana
limpias y no paras
cortas y no paras
cuidas y no paras
a pisos pulcros
a césped verde
a pobres viejos.

Cuando pase el tiempo
y haya pago
podrás puente por aquí
pase y suba
aborde pase
y pide agua
solo agua por favor.

Piensas en palabras / Piensas por si acaso / Piensas para ellos
Tu equipaje porta / cuatro émepetreces para pedir perdón.

Ojala ningún tiempo perdido / Ojala papá volviste / Ojala te esperé mi amor
Tu pobre corazón te pide
nunca más Europa
nuncá más tiempo pálido de peregrinación.

5 comentarios:

Albanella dijo...

Triste esperanza o viceversa. Así nos quedamos sin bolivianos que ya están viendo otros cielos, otros rostros, otras puertas cerradas.

No tengo mas palabras.. Un abrazo poeta.

Luna dijo...

triste.... es triste leer la realidad, me imagino que mas triste es vivirla, sentirla, tocarla..
besos

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

Triste, cierto muchachas. Hace poco me di cuenta que todas las personas que conozco están vinculadas de una u otra forma a alguien que se fue para allá. Las hermanas de mis mejores amigos viven en Europa. Y vd, conoce a alguien más?

La de la Casa Nueva dijo...

alo profe!!
a que no sabe quien soy..
si ve mi perfil, se dara cuenta..
soi nuevita en esto, tan nueva como mi identidad; la de la casa nueva..

los bolivianos estan ciegos, cuantos deportados al día?
y aun asi se siguen yendo, buscando días mejores, persiguiendo un sueño, que 1 en 100 logrará alcanzar..
triste la realidad
pero mas triste es taparse los ojos..

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

En serio que todos los bolivianos tenemos si no un familiar, por lo menos un conocido/amigo que está en España. Qué triste realidad. A mí me preocupan todos los niños que están creciendo sin sus madres cerca, valdrá la pena el sacrificio? Solo Dios sabe.