lunes, junio 25, 2007

Subió los peldaños y se perdió nueve metros al cielo. La tribuna miraba silenciosa.
Erguido al borde del trampolín contuvo la respiración y no recordó la voz del maestro sino la de alguna novia que jadeaba junto a él noches atrás en la habitación con baño privado. Extendió los brazos y levantó la cabeza, la oyó pidiéndole extenuante no se detuviera y penetrara con más fuerza. Dobló las rodillas para el impulso y sintió el temblor de las piernas que le invadieron al borde del orgasmo mientras la sostenía de pie aferrada a su cintura. Dio el primer salto, el trampolín se sacudió de placer, las paredes estaban manchadas de sudor. Dio el segundo apretando con violencia los muslos, mordiéndole las tetas. Dio el tercero que apenas contenía elevándose unos centímetros sobre sus dedos. El momento de silencio. La ejecución de los giros estentóreos que ascienden por los testículos y que requieren de absoluta concentración. Los flashes que inmortalizan el acto. El cuerpo se desdobla y en un solo instante se detiene el mundo, que agonizante, logra sentir como se mezclan los líquidos, la sangre, la perfecta sincronización mientras el cuello se echa hacia atrás con los brazos extendidos para salpicar lo menos posible. La tribuna aplaude la hazaña, el cuerpo comienza a relajarse y desde la húmeda profundidad, vuelve a la vida . Al recuperar la respiración podrá vestirse y descansar. El jurado dará su veredicto, luego se irá a casa. Tal vez la llame mañana.

viernes, junio 15, 2007

Pensares
  • Los científicos han demostrado que el 40% del calor humano......se escapa.

  • ¿Qué de cierto este amor? Qué desierto.

  • Vino el Poeta y habló de la Soledad y de la Tristeza. Vino el Crítico y habló de la soledad y de la tristeza como dos recursos estilísticos frecuentemente usados en la poesía de arte menor y por tanto metáforas desgastadas que hay que evitar a toda costa en la producción de cualquier poesía que se precie de ser vanguardista. Vino el Poeta y habló de lo Tristes y Solos que se quedan los Críticos.

  • Ahora que ya no tengo hambre ni sed y que un techo no me falta, convendría saber como le hacía Maslow para alguien lo quiera.

  • ¡Ay amor! Tanto traté de olvidarte que ya ni recuerdo por qué.

jueves, junio 14, 2007


No vino a vaciar la soledad
ni siquiera a robársela.
No la tocó, ni la sorprendió
con sus desapariciones
y sus solsticios de verano.

Conocí a una dama
de telerañas en la cabeza.
Que me traía octubre en dias de mayo
y me quería cerca para no tocarme.

Venía con manos cargadas de flores
y partía hacía otro sin promesas.
Yo me acostumbré a mirarla
a quererla sin la lluvia.
A saberla con cuidado.
Si la tuve fue prestada
y luego la devolví al cielo.
Que siempre es más grande que yo.

La calle la quiso tanto
los cedros la cobijaron.
Las piedras de cada acera
sorbieron sus pasos
y nos vieron besarnos
solo por un rato.
Sin que yo no me vea.

De a poco y sin cuidado
me cicatriza el amor
y cuando escuece no rasco.

Ya saben los toborochis
que la risa de invierno
no hace daño.

Desde lejos y sin llamarla
por tarifa local.
Me siento en una piedra
y comienzo a silbar
canciones
que no
me hablen
de ella.

martes, junio 12, 2007

No acostumbro postear muchas cosas ajenas porque Mamari dice que soy un figuretti y si lo hiciera el blog perdería mi unicidad. Lamentablemente tampoco acostumbre tomarme en serio, así que les dejo con un video publicitario de Absolut Vodka que a mi parecer debería haber salido en Bolivia porque nos viene como anillo al dedo. Una obra magnífica.

martes, junio 05, 2007

Además de una dedicación, este es un reto para Paola, mi negra. Qué mejor que prácticar la poesía como la enseñaban los poetas abuelos: con métrica y rimada. Como novato que soy, no me dió el cuero para medirla con pies métricos, pero aun asi es un primer intento de reproducir ese gusto por la poesía de ingenieros. Con Uds. un tridecasílabo.


Nocturno a tu partida

No quiero hablar del tiempo que tengo incrustado
me sangra la culpa recordando tu amor
Es fácil perderse sin estar a tu lado
morirse es en vano si no sientes dolor.

No quiero perderme en los otoños dorados
que por tristes abriles me vieron pasar
Si los dïas que tuvimos asi están contados
es torpe el engaño de volvernos a amar

No quiero por tanto que me lleve una nube
a tierras distantes para volverte a ver.
En mis manos amada yo siempre te tuve
y en otras ahora te desnudas mujer.

No quiero beber de las heridas sin daños
prefiero un beso infértil y luego partir
Seguirás siendo ajena a través de los años
por ser tu pasado no me voy a morir.


lunes, junio 04, 2007

A mi querida Laura, la que tanto disfruta de estos poemas.

Y dijo la chanchita
No te abriré las puertas ni las piernas.
Lobo cornudo.
Bajo la sombra de mi puerta.
No pasarás.
Sopla y gruñe todo lo que quieras.
Mi casa de piedra no derrumbarás.
Un chancho platudo me dio bellas perlas.
Tu cola peluda me hizo olvidar.
No me vengas lobo hediondo
con gemidos de alcohol
ni a pedirme que te abra
ni aunque digas por favor.
Agarra tus cositas
tus garras
tus muelas
tu amor.
No me importan más tus cuentas.
Ni importas, digo no.
Y aunque abrirte yo quisiera
encerrada aqui estoy.
Vete lobo fiero
lobo malo y feroz
las chuletas que besaste
de otro son ya no de vos.


Complemento de este poema: http://pensaresdenuevo.blogspot.com/2007/02/y-dijo-el-lobo-voy-contar-hasta-tres-y.html

sábado, junio 02, 2007


Ayer rompí en nostalgia
y me invadió el deseo.
Me falto verte atravesar las sombras
y entregarme tu amor y los pantalones.
Quise hincharme en tus manos
y descubrir la flacidez en tus entrañas.
Anidar en tus carnes
y cumplir el rol de las abejitas.
Pero la satisfacción fue propia.
Pintura: Jorge Antonio Montenegro - Panamá