lunes, agosto 03, 2009

Como los límites geográficos en mis mapas de primaria. Como las lineas azules que marcaban mis profesoras para decirme por donde pintar. Como el cielo encajonado. Como los márgenes al filo de las hojas. Como la separación severa del horizonte. Comos Engels y el origen de su propiedad privada. Así descubrí un día, hasta donde me pertenecías.

1 comentario:

Dolcka dijo...

Arca Descomunal !!!