domingo, septiembre 13, 2009

Hoy por la mañana
traje el periódico a tus pies
planche tu pelo
en lugar de tu vestido

barrí el piso
debajo de la alfombra
encontré pitufos

te reiste
porque te gustan

sacudí el polvo
y no eran de estrellas
tendí la cama
pensé en la luna
y no era de miel

mientras bebías tus cremas
hable del fútbol de las cuatro
de las pelotas, cristiano ronaldo,
palmada en la cola
y qué interesante

abrí el nescafé
encontré más pitufos
volver a reirte

te pregunté por los chicos
no tenemos
me hiciste recuerdo
claro
tenerlos te engorda

tres cucharadas
uno
dos
y más pitufos
carajo
hasta en el azúcar
tu risa enorme
tu mano en la boca

Se hizo tarde
pintarte los ojos
poquita sombra
por si miraras profundo
y no quisieras volver

consulté tus ganas
para la noche
y no
todavía
tu sabes
la espalda
besito en las manos
y te la haces por mi

luego te fuiste
sartén en mano
otro día de trabajar

cerré la puerta

un pitufo pasó muy cerca

pensé en tu risa por la mañana
mientras manchaba el piso de azul.

7 comentarios:

Willy Camacho dijo...

Pablo, me alegraste la tarde con tus versos. Hallarle el lado gracioso a las “tragedias” cotidianas es tu fuerte. Así nomás deberíamos actuar: reírnos de la vida y sus contingencias. Hasta es un buen ejercicio emocional.
Un abrazo, Pablito, desde la urbandina (real y virtual).

Pablo E. Osorio A. dijo...

Willy hermano querido. Cuantísimo tiempo che.

Me alegra pintarle un poco la tarde, más todavía encontrar la vieja urbandina, la virtual, con nuevos faroles y calles empinadas.

Hay nomás que reirse, otro poco llorar y siempre escribir, siempre.

Saludos desde los 35º de las cuatro de la tarde.

pietila dijo...

leendas palabras, leeenda poesía!

me pareció verte por Sucre, puede ser?, existe una gran confusi´øn cibernética y de pseudónimos.
bueno, abrazos!

Pablo E. Osorio A. dijo...

Efestivamente, aqui estoy. En Sucre hasta el domingo!

Pao dijo...

Un delirio azul.
Los pitufitos, los chicos que no tenemos...las imágenes que evocas. Esto es universal.

León De Roo dijo...

que mieerda de poema, sinceramente y sin ofender,

Pablo Osorio dijo...

Aqui todos los comentarios son bienvenidos, en especial los de Oruro, un saludo estimado anónimo.